El comercio de CFDs conlleva un riesgo considerable de pérdida de capital. Cualquier consejo proporcionado es solo un consejo general, y se ha preparado sin tener en cuenta sus objetivos individuales, situación financiera o necesidades.